sobre mísobre el bloghablémosinstagramtumblr
La maldita talla "estándar".
14 abr. 2017 // 17:21


Hola a todes! ¿cómo están?, ¿qué tal ha estado el mes de abril? Yo con un poco de inseguridades universitarias, como siempre, y un poco de indecisión a.k.a tesina (tesis). Por otro lado, vine a ver a mis abuels y tuvimos un pequeño accidente doméstico que terminó con la pantalla de mi notebook destruida, pero nada que no pueda solucionar desde Santiago, así que mi abuela muy moderna y alternativa, me prestó el suyo para hacer un par de cosas y aquí estamos frente a lo que nos convoca.
Antes de comenzar a propagar mi odio quería preguntarles si les gusta el nuevo diseño del blog, ¡a mi me gusta mucho y espero se quede por un tiempo!, ¿qué les parece a ustedes?
Hoy quiero hablarles de un tema muy particular que ha estado rondando mi mente y molestando por ya, bastante tiempo: como ya lo anuncié, y sin más rodeos, hoy hablaré de las tallas de ropa, y porqué las odio
Todo partió yo creo con el origen del mundo y de mi existencia, pues jamás he sido flaca; nadie en mi familia lo es, nadie jamás lo será, salvo mi madrina que para variar es gordofóbica. A eso se suma una estructura ósea de huesos prominentes, lo que derivó en el hecho de que jamás he sido una persona pequeña, pequeños pechos (aunque son tremendamente atractivos), pequeña espalda; mis piernas son largas, tengo hasta los dedos de las manos largos, por lo que desde que dejé de usar talla de poleras 16 y pantalones 38 (medidas chilenas equivalentes a niñas y niños y niñas más pequeñas/os), comencé a usar ropa Medium o Large, a veces Extra Large cuando la talla es pequeña, lo que jamás a supuesto para mi un problema porque desde hace un tiempo mi peso corporal /estructura ósea dejó de importarme en absoluto (no se malentienda, me preocupo de comer sano y eso, pero dejó de ser algo determinante en mi autoestima y valor personal). 
Entonces toda la vida he comprado ropa L, hasta que hace unos años me di cuenta que Sybilla, la marca propia de Falabella había encogido considerablemente la medida de las tallas, además de disminuir o derechamente eliminar algunas prendas de talla XL. Yo entiendo que a cada talla se le asignan una serie de medidas más o menos stándar, pero falabella simplemente las ignoró y encongió su ropa; lo que a mi me dio muchísima rabia porque prácticamente me estaban obligando a disminuir mi tamaño para adquirir alguna de sus prendas. Y no po, yo no iba a sentirme presionada a cambiar mi cuerpo involuntariamente para poder usar algo, por muy lindo que fuera; así que decidí dejar de comprar ropa de esa marca -sinceramente, porque ya no me cabía, tampoco-. Hasta que hace un par de semanas compré una bomber jacket en talla L, que me queda bien, pero se supone que las bombers deben quedar anchas y verse oversized, lo que no ocurre con mi jacket en ningún caso. Me queda bien, pero no "holgada".
Hace algún tiempo, una de las tiendas de instagram que sigo, comentó una foto en la que decían que comenzarían -muy novedosa y casi bondadosamente- a vender algunas prendas de talla L o XL, debido a la alta demanda de muchas niñas que les pedían vender ropa en tallas más "grandes" -vale, uso talla L y en ningún caso me considero fuera de la norma o muy grande-. Explicaban también, que no vendían tallas "inclusivas" porque sus prendas eran de fabricación propia y el hacer tallas L o XL implicaba más trabajo, más gasto de tela y de materiales. Pero que harían un esfuerzo.
Recuerdo que en ese momento me hirvió la rabia, y lo comenté. En serio, no podía creer que una tienda orientada a a venta de ropa nos viese, a las chicas grandes como un gasto de tiempo y dinero. Osea, sentí que nos estaban dando el favor de la inclusión, pero si lo iban a entregar bajo esos parámetros, yo no lo quería, ¡¿por qué mierda las mujeres tendríamos que pedir que vendiesen tallas de acuerdo a la normalidad de nuestros cueros?!; No tengo ni quiero agradecer a nadie por respetar mi existencia talla L. Entonces, lo discutí con algunas amigas y llegamos a la conclusión de que la tienda podía orientarse solo a la venta de prendas de tallaje pequeño, y no había ningún problema con eso, o podía ofrecer un servicio completo como casi cualquier otra tienda lo haría, pero en ningún caso debería sentirse orgullosa de vender tallas reales ni tomarnos a las chicas reales tallas L, XL o XXL, como un bastión en pro de su inclusión capitalista; porque si po, están negociando con nuestros cuerpos. 
Esto ocurrió hace tiempo, pero mi rabia aumentó hace unos días cuando vi una bomber jacket hermosa, así soñá soñá en una tienda de instagram, hasta que pregunté por la talla: stándar. Stándar; vale, hasta ahí llegó la negociación. Quienes no lo sepan las tallas estándar no son realmente estandarizadas para todos los tipos de cuerpos y cuerpas existentes en la complejidad de la vida; y generalmente circulan entre las tallas XS y M, o S y M. La talla M me queda, si, un poco justa, quizás corta de mangas, pero se supone que una maldita bomber debe quedar oversized y lo suficientemente holgada. Creo que a todes nos gusta la ropa holgada, y nos acomoda; yo la amo, y no, no porque pueda cubrir mi cuerpo y mis rollitos, sino porque es malditamente cómoda. también uso ropa ajustada, de verdad, pero me encanta la ropa oversized y me mata que la mierda de talla estándar realmente no lo sea y le quede "bien" solo a algunas mujeres. 
Creo que para ninguna/o de nosotres es una novedad que la industria de la moda puede ser fatal al momento de aprender a amarse a unx mismo -como también puede ser todo lo contrario-; y estoy muy segura que a más de alguna otra chica fuera de Chile le ha pasado lo mismo. tampoco digo que este sea un problema solo para las chicas de talla sobre M, porque tengo amigas que usan ropa XS y les ocurre exactamente lo mismo. Lo que sucede a mi parecer es que la estandarización de la ropa es una mierda. Es evidente que las mujeres con cuerpos fuera de la "norma" existen y existimos, y estamos aquí, y nos vestimos, y nos vemos fabulosas. Somos todas distintas, y la moda lamentablemente no muchas veces se ajusta a la realidad de nuestros cuerpos. En ningún caso jamás en la vida se me ocurrió disminuir mi talla porque la ropa me quedara mal o algo así; pero estoy segura que muchas otras si lo hicieron, y no hay nada de malo en eso. A veces puede ser super angustiante ver modelos flaquits flaquits en el tumblr y decir por qué yo no, o por qué eso no se me ve bien a mi; supieran cuantas veces lloré en spanish porque las faldas skater se me ven horribles, o porque no encontré algo de mi talla, pero entendí que el problema no era mío, porque mi cuerpo era tan real como cualquier otro. Muchas marcas de ropa han lanzado líneas "extra lindas" o cosas así, pero tampoco creo que sea la solución, porque nos diferencian y estigmatizan nuevamente, apartándonos de las tallas menores; creo que la solución es comprar lo que se nos plazca en donde se nos plaza -tengo demasiada ropa que es una o dos tallas mayores a la mía porque las compré en la calle jaja-, aprender a amarnos y ser muy felices. La moda puede ser nuestra mejor aliada, puede empoderarnos mucho, pero también puede jugarnos muchas malas pasadas porque nos obliga a aspirar a ideas que pueden atentar contra nuestra autoestima. Tengan ojo con las cuentas o "role models" a las que sigan, hay modelos muy flquits pero también hay otres asombrosxs! 
(les recomiendo mucho seguir a la hermosísima Bettie Fatal, a mi me da demasiada vida)
Después de expresar toda mi rabia jeje, las invito a que nos amemos más, amemos nuestros cuerpos -tarea difícil, porque todo el mundo nos dice lo contrario-, y busquemos ropita fuera de las grandes tiendas, así cooperamos con ls pequeñs vendedors y encontramos ropita muchas veces más bonita y rebuscada. Muchos saludos a tods!
さようなら!!!

Etiquetas:


¡Deja un comentario // 1 comentarios




Fran // 21 años // Santiago de Chile
Lamentos de una estudiante promedio de antropología.
lifestyle • animé y manga • arte • música • literatura • bordado • feminismo • otros.
Combato el patriarcado y la heteronorma desde un computador.
Soy ante todo, una chica odiosa. Pero graciosa.
g i r l p o w e r
Image and video hosting by TinyPic .