sobre mísobre el bloghablémosinstagramtumblr
Tips: la mantequilla de cacao y la cuchara.
29 oct. 2015 // 19:49


Hace tiempo que quería hacer esta entrada, pero la sobrecarga académica sumado a tener que transcribir horas y horas de las entrevistas que hice en terreno han sido la peor combinación para mi espíritu que goza en extremo del ocio. Esta es una entrada corta y precisa así que ahora que recién terminé una transcripción de dos horas (ni más ni menos) pienso que es el momento exacto para escribirla y compartir mi incipiente sabiduría con ustedes (además estoy sola en mi casa y después voy a un mega concierto y bláh, el tiempo se volvió inexistente). 
Sin más, aquí les dejo unos tips que quizás muchas ya conocen; pero si esta entrada puede ayudar a un alma desgraciada y sufriente, seré inmensamente feliz. 

1.-Para los labios partidos y horribles: El otro día fui a la universidad ultra mega arreglada porque iba una amiga que estudia diseño a sacarme unas fotos para una de sus tareas. Ella es regia y divina, así que obvio, no quería ser menos. Pero en medio de nuestra conversación, cuando me fui a retocar el labial, miré mis labios en el espejo y pensé: Auch. Tenía muchos cueritos en los labios, y visualmente era muy feo (y triste). A pesar de que nunca le he dedicado especial cuidado a mis labios, más allá de colorarlos de manera intensa, me dio tristeza y dije "tengo que hacer algo". 
Para mi suerte, al otro día mi mamá me pidió que la acompañara a comprar Paracetamol a la farmacia de barrio y encontré una de esas maravillas que abundaban en el cosmetiquero de mi abuela (the queen family, por su puesto, dueña del cosmetiquero más grande que he tenido el honor de intrusear) y que siempre me gustaba usar: la mantequilla de cacao. 
Esta mantequilla tiene miles de propiedades, pero la más importante es la de la hidratación, ya sea para la cara o para labios. Por eso se encuentra en cremas, en shampoo y en varios cosméticos.
 

Como pueden ver es una barra en extremo simple, incolora, pero con un aroma de-li-cio-so (yo creo que estoy adicta) a cacao puro. Cuando la compré, la vendedora me dijo "¿de frutilla o natural?" y yo no podía creer que tanta maravilla existiera. Fiel a mis creencias, la compré natural, y empecé a usarla al tiro. 
En una semana he notado diferencias. No creo en los milagros, claro, pero mis labios están suaves y los cueritos han ido desapareciendo. Quiero aclarar que no tiene propiedades exfoliantes, pero que resulta, resulta. Además es un placer aplicarlo. ¿Lo mejor? su precio: $790 (vivan las farmacias de barrio).
2.- El segundo tip es en favor de la mirada despampanante. Comencé a delinearme los ojos al rededor de los once años (sí, once), y he pasado por el lápiz, la barra, el mini pincel y ahora el punta plumón. De aquellos, mi favorito ha sido el plumón, por una cuestión de comodidad y ahorro de tiempo.
A pesar de mi experticie haciéndome la linea del párpado superior, el cat eye era un término sensible a mi oído porque jamás me resulta. No a la perfección, al menos. Terminaba siendo la madrastra, o Amy Winehouse; usé la técnica del scotch pero la encuentro engorrosa. 
Incluso pensé en hacerme el delineado permanente, hasta que la amiguita en cuestión me dijo "tonta, para eso existen las cucharas" y yo pensé: qué le pasa a esta tipa.
Sí, hablo de la cucharita del té. 
Lo primero que deben hacer es acomodar la cuchara sobre su párpado. Este puede ser el paso más engorroso ya que ambos ojos deberían quedar iguales, y la posición de la cuchara variará también la amplitud y altura del delineado. Yo siempre dejo un pequeño espacio entre mi párpado y la cuchara, para que el pincel pase sin problemas
El segundo paso es eliminar el exceso de delineador de pincel lo más que puedan, ya que éste se adherirá a la cuchara. Debes, con el pincel, seguir la línea natural de la cuchara. Quedará una línea delgada, pero precisa. 
Lo siguiente es rellenar a gusto, ahora ya sin ayuda del aparato metálico. La cuchara es solo la guía para trazar la línea, pero el resto depende de ti. 
Por último, aplica la máscara de pestañas que prefieras. 

En lo personal, mi delineador es uno de marca Natura y mi máscara es esa Maybeline antiquísima que nunca falla: la de envase color sandía y tapa verde fluor. 

Espero que estos tips les sirvan un poco. El de la cuchara al menos cambió mi vida para siempre. Como ven, esta es una entrada bastante precisa, ya que ahora me debo alistar para el concierto (iré a ver a Sting ) Me disculpo por las fotos, ya que son tomadas con la cámara de mi notebook. Me disculpo también por la posible reflectancia del aro de mi nariz; suele brillar mucho al momento de las fotos. 
Que tengan un feliz viernes chico y un fin de semana ameno. Besitos  

Etiquetas:


¡Deja un comentario // 0 comentarios




Fran // 21 años // Santiago de Chile
Lamentos de una estudiante promedio de antropología.
lifestyle • animé y manga • arte • música • literatura • bordado • feminismo • otros.
Combato el patriarcado y la heteronorma desde un computador.
Soy ante todo, una chica odiosa. Pero graciosa.
g i r l p o w e r
Image and video hosting by TinyPic .