sobre mísobre el bloghablémosinstagramtumblr
Haul: Mi cumpleaños.
26 sept. 2015 // 13:51


Esta semana estuve un poquito deprimida y entre los factores de mi estado estaba el tema de mi cumpleaños. Dos amigos estuvieron de cumpleaños este mes también y les habíamos organizado unas fiestas super lindas, entonces me dio un poco de pena que mis amigos no me hicieran nada, aunque entendí que mi cumpleaños fuera la peor fecha de Chile para celebrar un cumpleaños. 
Sin embargo el jueves en la tarde uno de mis amigos me llamó por teléfono y me dijo "mañana después de clases haremos algo por tu cumpleaños así que no se te ocurra hacer nada". Así que después de salir de laboratorio fuimos a comprar el alcohol y los picadillos correspondiente y nos fuimos al estudio del amigo en cuestión, que vive solo (y su casa es increíble y es el departamento de mis sueños jajaj) Y ahí habían puesto muchos globitos en el techo con un cartelito que decía "Feliz cumpleaños" con unos animalitos y era todo muy bonito y casi me puse a llorar jijiji (porque ya me las he llorado todo toda la semana). Es la primera vez que me celebran tanto el cumpleaños y también que mis amigos preparan algo para mí. 
También me tenían muchos regalos (que no eran necesarios, pero agradecidos) todos muy, muy bellos y bien pensados.


Mi amigo Claudio (con un gusto y una fidelidad finísima) muy consciente de mi variedad de pañuelos que uso en el cuello/pelo y de mis colores afines, me regaló este lindísimo pañuelo para el cuello. Es de una textura exquisita y el tono de azul es precioso, además el bordado es maravilloso. 
Si a alguien le ha gustado tanto como a mí, les puedo decir que es de la tienda Sei.


                            

Ítalo, el dueño de casa me entregó una pequeña bolsa con un lindo infusor de té. Fueron a comprar mis regalos en grupo, así que cuando iba a comprarlo alguien le dijo "¡la Fran es una persona de café, no toma mucho té!" pero él inteligentemente se acordó de mis enorme termos de té caliente y azucarado con los que pasamos los peores días de invierno. Es uno de los regalos más prácticos y acertados que me han hecho ya que tenía muchas ganas de comprarme uno y la flojera me lo habían impedido.
Está hecho de silicona con algún metal que me imagino debe ser acero. Mide alrededor de 15 cms, y viene con una pequeña base en donde apoyarlo. La hojita y la parte de silicona se desprenden del acero y se abre para introducir el té con las especias que ustedes gusten.

El otro regalo fue un pequeño anillo brillante con una flor muy delicado y femenino que me regaló Stefanía (por más que intenté sacarle una foto que diera cuenta de su diseño no pude). Me causó mucha gracia porque es un regalo muy típico que haría ella, y porque cuando me lo entregó me dijo "dude en regalártelo porque es muy bonito y pensé que a mi se me vería super bien"...solo ella podría decirme eso.

El último regalo y el que me dejó un poco perpleja cuando lo vi fue un monedero de parte de Cristi y Claudia. Me sorprendió porque yo no soy una persona de gatos. No es que no me gusten los gatos, es que me encantan los perros y soy una Doglover declarada y todos saben que mi perro es el amor de mi vida y eso. Pero le encontré mucho sentido (y me hizo amar intensamente el monedero al instante) cuando la Cristi me dijo "como el martes estabas tan tan enojada, vimos este monedero y pensamos ¡es la Fran con ganas de odiar al mundo!". Particularmente, tengo una tendencia a enojarme fácil pero en la universidad trato de controlarlo mucho, por eso el regalo me causó tanta gracia. De hecho lo miro y me dan ganas de reír, porque sé que debo ser igual a ese gato.


(mi pelo se ve muy aplastado y feo porque hasta hace 5 min.  antes de ese momento tenía puesto un turbante muy lindo que me estaba molestando mucho ya)

Después de los regalos y eso, salimos a fumar al mini balcón, y en eso me llama mi mamá y me dice "hija, espero estés en la casa de tu amigo, pero acabo de llegar al departamento y no puedo entrar porque salí sin llaves". Al tiro pensé en ir a dejarle un par, pero me dijo que no era necesario y al rato después me llamó para decirme que un amigo le había abierto la puerta. Por lo demás, cuando me estaba contando llegó la Cristi con una torta y todos me empezaron a cantar el cumpleaños feliz.
En ese momento de verdad casi me pongo a llorar pero me contuve jijij (en todo caso yo me pongo a llorar hasta con el comercial del osito Ambrosoli que dice ¡papá, papá!, así que no es muy novedoso verme llorar). Hace años que no pido deseos de cumpleaños, pero al soplar las velas solo agradecí el tener amigos que me quieran y se preocupen por mi. Cada vez siento más que estoy en el lugar en el que debo estar y que estoy rodeadísima de amor.
Felices finales de septiembre. Si alguien que esté de cumpleaños luego por ahí afuera, espero sea tan celebrado como yo.
Abrazos.




Etiquetas:


¡Deja un comentario // 6 comentarios




Fran // 21 años // Santiago de Chile
Lamentos de una estudiante promedio de antropología.
lifestyle • animé y manga • arte • música • literatura • bordado • feminismo • otros.
Combato el patriarcado y la heteronorma desde un computador.
Soy ante todo, una chica odiosa. Pero graciosa.
g i r l p o w e r
Image and video hosting by TinyPic .